Cuando pensamos que ya habíamos visto, oído y comido de todo, nos encontramos con gratas sorpresas. Oribu Gastrobar, un espacio relativamente nuevo en Madrid, es la prueba palpable de que en el mundo de la gastronomía queda todavía mucho por decir y hacer.

Situado en la zona de Chueca, su cocina presenta un concepto que parte de la fusión entre la cocina mediterránea y la oriental bajo el paraguas de la alta cocina a precios asequibles para casi todos los bolsillos.

Nada más entrar llama la atención su decoración que divide el restaurante en tres ambientes perfectamente diferenciados. Nada más entrar nos encontramos con la zona de la barra, donde las mesas altas de madera y el mármol invitan al comensal a disfrutar del tapeo y de las sesiones de merienda, donde es casi un pecado no probar sus tartas. Bajando las escaleras se puede disfrutar de su comedor y de su salón privado que con un look semejante a un refugio de montaña donde incluso nos encontramos con una chimenea. Finalmente, la acogedora buhardilla, ofrece un estilo más íntimo y familiar para aquellas comidas más relajadas.

En su cocina se esconde todo un mago de los fogones, el joven aprendiz de Chicote en Nodo y Pandelujo, Óscar Horcajo. Éste ha trasladado al gastrobar de la calle Barquillo un concepto que fusiona a la perfección los sabores mediterráneos y orientales. Rabo de toro deshuesado y crujiente, y el “sushi diferente” como Futo-makis de anguila kabayaki, Ajo blanco malagueño y huevas de trucha.

Entre los segundos nos podemos decantar igualmente por una amplia oferta tanto del mar como el atún rojo, soja y mayonesa de kimuchi no moto o el pez mantequilla frito en tempura, alga nori, bonito seco y salsa cítrica. Para aquellos que se decantan por el “lado carnívoro”, no quedarán decepcionados con el Steak tartare “East and West” con tostadas de pan crujiente o el Secreto de cerdo ibérico, pak choi salteado al wok y salsa de mostaza.

Por último, es prácticamente un pecado mortal irse sin probar los postres. Recién hechos y sabrosos, destaca el, la tarta de queso invertida, confitura de frutos rojos y galletas María o la Torrija de sobao pasiego, lemongrass y helado de yogur búlgaro.

Oribu Gastrobar

Dirección: C/ Barquillo 10. Madrid.
Teléfono: +34 915 24 03 17.
Web: http://www.oribugastrobar.com
Horario: Domingo a Jueves de 12:00 a 00:00h, Viernes- Sábado de 13:00 a 01:00h.
Precio medio: 25- 30 €.
Menús del día de lunes a viernes: 12 euros.