¿Te apetece comer una hamburguesa? Recurres a un restaurante de comida rápida. Pan demasiado blando, carne de dudosa procedencia, texturas y sabores inconsistentes… Frente a este concepto de ‘fast food’ de desproporcionada relación calidad-precio surge una alternativa en el Centro Comercial del Encinar, en Alcobendas. Burgyto nació el pasado mes de mayo como respuesta a aquellos que reclamaban una hamburguesa de calidad, y a su vez, a un precio razonable.

Al cruzar el umbral de su puerta se percibe un aire de familiaridad que hace que te encuentres como en casa. Su decoración en tonos claros bicolor azul y blanco con detalles en rojo aumenta su luminosidad, que se acrecienta con la amplitud de espacios. No es necesario, como en otras hamburgueserías, pelearte con el comensal más cercano para conseguir unos centímetros de espacio vital que te permitan disfrutar realmente de tu comida.

Me decanto por una hamburguesa grande -250 gramos de carne a la brasa-. Añado un extra de queso azul y unas lonchas de bacon. ¿Un entrante? Por qué no. Los fingers de pollo picantes que he visto en una mesa al entrar se convierten en una opción a considerar. Y por supuesto, patatas fritas. La ensalada césar deberá esperar a posteriores visitas…

Minutos después, mi pedido llega a la mesa. La carne desprende un delicioso aroma a carbón vegetal, cuyo sabor inconfundible llena mi paladar en el primer bocado. El toque generoso de queso azul realza el sabor de la hamburguesa, preparada en su punto. Queda claro que no estoy ante una hamburguesa común, sino que el mimo con el que ha sido preparada llena el paladar desde el primer momento. ¿Serán también así los perritos y los sándwiches? Mi estómago, saciado después de la hamburguesa y el entrante de pollo, no me permite probarlos ahora… así que apunto una nueva cita en mi agenda para degustarlos con tranquilidad.

Eso sí, la tentación de un buen postre casero es demasiado intensa como para eludirla. ¿N.Y. Cheese Cake? ¿Tarta de chocolate? ¿O de zanahoria? ¿O unos brownies con chocolate caliente y helado de vainilla? Después de unos minutos de indecisión, me decanto por la tarta de zanahoria. Sabrosa, con el toque untuoso que solo se logra en las tartas elaboradas artesanalmente, mi elección se demuestra muy acertada y recomendable. Pero en la mesa de al lado observo cómo un padre de familia comparte un brownie y un batido de plátano con su hija. Quizás cualquiera de las alternativas habría sido igualmente satisfactorias.

Termina mi visita a Burgyto con una sonrisa de su personal. Mi sensación al entrar se confirma: he cenado como en casa. Y lo más importante. Volveré.

Hamburguesería Burgyto
Precio medio: de 10 a 20 euros
Centro Comercial El Encinar
Camino del Cura, 10. Alcobendas
Tfno: 91 625 50 98