En el artículo de esta semana, vamos a hablar de sitios diferentes, especiales, con un encanto particular. Están en el corazón de Madrid y visitarlos, supone una experiencia gastronómica a la altura de muy pocos. Algunos son proyectos de profesionales de la cocina con gran experiencia a sus espaldas, otros han sido abiertos por emprendedores con ganas de aprender y trabajar. Pero todos y cada uno de ellos tiene algo en común, su buena fama por sus deliciosos platos, la calidad de sus materias primas y el buen servicio que ofrecen al público.

Bibo(Dani García)
Paseo de la castellana 52- 28046 Madrid, Teléfono: 918 05 25 56

Local agradable lleno de luz en el lujoso barrio de Salamanca. Podemos encontrar riquísimos platos y raciones propios de la cocina moderna, con los que viviremos una experiencia gastronómica inolvidable. Su carta es amplia y variada, hay platos para todos los gustos. Como plato destacado, el brioche, las croquetas de tinta, las ostras, salpicón de bogavante y el solomillo de atún entre otros. El ambiente y la atención por parte del personal, son óptimos. 

/M (Omar Malpartida)
Calle Libertad 5, 28004- Madrid Teléfono: 916 68 46 78

Para los amantes de la comida peruana, llega a Madrid este original restaurante en el conocido barrio de Chueca. Los platos fríos los realizan delante de ti, y te van explicando los ingredientes y como se relacionan. Puedes pedir medias raciones para probar un poco de todo. La cerveza peruana, riquísima para acompañar. Tiene tres o cuatro mesitas a la entrada y luego una gran barra con capacidad para unas treinta personas. Entre sus mejores platos tenemos, el Ceviche Tahi, Palta rellena, Gyozas, Baos, Tempura o Chupe Seco. El servicio inmejorable por parte del personal.

Fismuler (Niño Reduello)
Calle de Sagasta, 29, 28004- Madrid, Teléfono: 918 27 75 81

Este restaurante del grupo de la Ancha, tiene una calidad altísima y un servicio impecable. Su carta es breve pero no eso, deja de desprender calidad en cada uno de sus platos. Destacan entre otros su merluza, sus alcachofas con berberechos, su Steak tartar  o su inolvidable tarta de queso (el propio pastelero se acerca a la mesas y te ofrece todas las posibilidades).  Su atmósfera y decoración es hipnotizante. Posee mesas compartidas y mesas individuales. Para amenizar la velada, ofrece música en directo. Sin duda, una experiencia a la atura de muy poco ya que el precio va de la mano con la calidad del lugar.

El Jardín de la máquina
Avda. Victoria, s/n, 28023- Madrid Teléfono: 912 99 82 47

El Grupo la Máquina, nos ha vuelto a sorprender en el espacio del antiguo restaurante la leyenda, pero con una gran renovación que sin duda, ha merecido la pena, y múltiples espacios. Tiene restaurantes con salones privados, amplia terraza alrededor de una laguna, zonas de copas, salones para eventos… su carta es breve pero a la altura de las circunstancias (arroces, pescados, carnes…). El servicio muy agradable  y el espacio, de lo mejor para desconectar y relajarse al mismo tiempo que disfrutas de buena compañía y buena comida.

Amazónico (Sandro Silva)
Calle Jorge Juan, 20, 28001- Madrid Teléfono: 915 15 43 32

En el conocido y lujoso Barrio de Salamanca, encontramos este estupendo espacio dedicado a la comida internacional. Local totalmente aclimatado para la comodidad de sus clientes, que cuenta además con una decoración de lo más llamativa, como si en plena selva nos encontráramos, rodeados de plantas silvestres y agua. Sus platos tienen una calidad suprema y el servicio, por parte del personal, es inmejorable, atentos al detalle. Se puede disfrutar de unos vinos o unos pinchos en su barra o en mesas, donde en la carta, encontramos una parte japo, con una barra donde cocinan en el acto y, su cocina a la vista con brasas de pescado y carnes. El pez mantequilla, es uno de sus platos estrella. El precio es elevado ya que se trata de un restaurante lujoso, a la altura de muy pocos.

Adunia (Manolo de la Osa)
Calle General Pardiñas 56, 28001- Madrid, Teléfono: 914 01 35 80

Un nuevo espacio, recién estrenado en el Barrio de Salamanca que, como no podía ser de otra manera, es el punto de encuentro de los amantes de la innovación y del buen comer. El restaurante tiene dos espacios gastronómicos diferentes, distribuidos en dos plantas: en la planta superior, está la cocina informal y de tapeo con cocina abierta, mientras en la planta baja, se ubicará el restaurante gastronómico. Como su propio nombre indica, sus platos tienen abundancia de fuerza, sabor y de producto.  Y Manolo de la Osa nos deleitará con platos tan manchegos tales como, el morteruelo, el pisto o las migas entre otras muchas cosas.

Lamian (Yong ping Zhang)
Plaza Mostenses 4, 28015- Madrid, Teléfono: 910 39 22 31

Si hablamos de un asiático con calidad, sin ninguna duda, podemos referirnos a Lamian, un espacio muy mimado y llevado de la mano de su chef y creador Julio. Pone a los alimentos un toque especial, picante, y los combina como si de colores se tratara. Entre sus platos destacan, pedir el  pez mantequilla junto con unas gambas y shao mai o  unos langostinos o un Chili crab, o el cangrejo cocinado de manera que el sabor es irreconocible. En cuanto a su decoración, choca bastante ya que se trata de un restaurante clásico con acabados en madera y barriles propios de lo antiguo.

A barra (Grupo Albora)
Calle Pinar 15- 28006 Madrid, Teléfono: 910 21 00 61

Un local maravilloso en el cual, desde que entras, recibes una atención estupenda, el personal muy atento y la comida deliciosa, destacando platos tales como, el jamón Joselito, los raviolis, bacalao a la brasa, carnes variadas y el jarrete de venado entre otros. Dispone de  una zona de aperitivos con degustación de finos, otra sala con barra y dos menús degustación a un precio elevado pero razonable dentro de la calidad que ofrece. El cocinero te va explicando sobre la marcha, los pasos que sigue para la realización de los platos que has pedido. Su carta de vinos es amplísima, cada cual más apetecible. Una experiencia a la altura de muy pocos.

La Raquetista
Calle Doctor Castelo 19 -28009 Madrid, Teléfono: 918 31 18 42

Cerca del conocido Parque del Retiro, encontramos este pequeño bar- restaurante, conocido por sus platos de cuchara, sus guisos y sus caldos. Estrictos en el horario de la cocina en sus horas de trabajo, nos ofrecen los mejores garbanzos que se hayan podido probar, además de los torreznos, los buñuelos de bacalao y los raviolis. Su dueño está pendiente de cada detalle y eso marca la diferencia. Su carta es amplia y además, fuera de ella, siempre tiene cosas riquísimas. La calidad de los alimentos es muy buena y el servicio por parte del personal también.

Porque no hay mejor regalo que una buena cena, disfrutando de un buen vino y una buena conversación. Por eso Madrid, nos da la oportunidad de sorprender a parejas, amigos o familiares con comida de todo tipo, según los distintos gustos. Experiencias que no defraudan y que siempre te dejan buen sabor de boca.