Llega la primavera, comenzamos con el cambio de vestimenta y dejamos de lado la abrigada ropa de invierno para dejar, poco a poco, piel al descubierto. En ese momento nos damos cuenta de los kilos de más cogidos durante el invierno, pero, ¿Cómo estar a dieta si te encuentras cerca del “barrio dulce”?

Paseando por el barrio de Justicia, en pleno centro de Madrid, se altera de manera inusitada la pituitaria; inmediatamente se pone en funcionamiento el sentido de degustación del cerebro y en el aire se respira un olor a horno casero que nos atrapa.

Paseando por la conocida calle Fernando VI nos fijamos en un rótulo de La Duquesita, establecimiento dirigido por Oriol Balaguer que ha sabido combinar los sabores de antaño con nuevos toques de restauración en sus recetas dulces y saladas. Su experiencia sobrepasa lo imaginable, lo que queda demostrado con las largas colas que se forman en numerosas ocasiones en su puerta, y si no que se lo digan a esos madrileños que se quedaron estas navidades sin probar sus espectaculares roscones. Tranquilos, el próximo año habrá para todos.

En La Duquesita, una de las alternativas más recomendables son los croissants, premiados en numerosas ocasiones. Su fachada, limpia y bien pintada guarda la esencia de lo antiguo como cuando si de un establecimiento de París se tratase.
Dirección: Calle de Fernando VI, 2.

Un culto a los sentidos es Mama Framboise un acogedor lugar en el que se pueden celebrar reuniones familiares, con amigos o con personal de la empresa. Es la primera boulengerie pattiserie francesa en la capital y cuenta con un espectacular catering para sus eventos y fiestas, e incluso elaboran con rotundo éxito un menú a la medida del comensal.

Mama Framboise es un lugar mágico donde disfrutarás la mejor pastelería, bizcochos, o chocolates, además de su deliciosa oferta de platos salados, acompañados de un buen vino o un espumoso champagne Francés.
Dirección: Calle de Fernando VI, 23

En la misma zona también encontramos Pomme Sucre, que abrió sus puertas en 2009 con la intención de aunar tradición e innovación en sus elaboraciones. Sus orígenes asturianos rinden homenaje a esa tierra experta en hornos de repostería y bollería, fiel al horno de hogar. Cualquier momento del día es ideal para recargar energías en Pomme Sucre con un chocolate caliente y unos dulces de primera calidad. Además, el local es coqueto, acogedor y con un toque vintage, y te invita a entrar desde la calle.
Dirección: Calle del Barquillo, 49.

Originalidad, valentía y autenticidad es lo que transmite Celicioso. A Santi, su dueño, le diagnosticaron celiaquía con 23 años,y se puso manos a la obra para  ofrecer tanto a los celiacos como a las personas que no sufren ninguna intolerancia al gluten la oportunidad de comer productos delicioso sin gluten. Tiernas cookies, bollitos, pasteles, tartas y una gran variedad de platos salados no menos apetecibles exentos de gluten son su especialidad. Además, te siempre te ofrecen la posibilidad de tomarlo allí o take away.
Dirección: Calle de Hortaleza, 3.

Una cafeteria de lo más transitada en la zona es el Coffee And Roses, en la calle Campoamor, 5, famoso por su servicio de desayunos desde primera hora de la mañana.

Otro lugar con identidad propia es Marujita Restobar, que sin duda destaca por su llamativa decoración. La cocinera se atreve con todo, desde un sabroso tataki, pasando por unas albóndigas hasta cualquier tipo de carne a la plancha. En sus preparaciones utiliza productos naturales de la huerta y mucho esmero, consiguiendo en lo que respecta al sabor y a la presentación un resultado de diez en cada uno de sus platos.
Dirección: Calle Argensola, 15.

Derivado de la nueva tendencia de los alimentos orgánicos y el consumo de comidas sin aditivos encontramos”El Huerto de Lucas”, restaurante y tienda ecológica que está muy de moda y del que ya os hablamos en “El Huerto de Lucas: ecogastrocultura en pleno centro de Madrid”.

Dirección: Calle San Lucas, 13.

Por último, La Magdalena Proust es otra opción que no defrauda. Al igual que el anterior, también ispone de una tienda ecológica con un variada gama de frutas, verduras y hortalizas. Además, se pueden comprar selectos vinos, zumos y otros productos alimenticios básicos. Cuenta con la peculiaridad de que imparten cursos a empresas sobre el ejemplo que practican y sobre diferentes tipos de cocinas, como la japonesa o la india entre otras.
Dirección: Calle de Regueros, 8.

Son muchas las veces que celebramos nuestros éxitos dándonos un pequeño homenaje, hoy hemos descubierto una senda nueva a través de la cual nuestros sentidos degustarán el placer, y Nnnca mejor dicho, nos haremos justicia a nosotros mismos.