San Valentín ya se ha quedado atrás pero nunca es mal momento para disfrutar de una buena comida en pareja, no hay que olvidar que el amor hay que celebrarlo y cuidarlo todos los días, y si además conseguimos encender la pasión con un toque de Afrodita en nuestros platos mejor. Unir en una misma velada dos de los placeres terrenales puede convertirse en una experiencia inolvidable, propia del mismo Christian Grey, el protagonista de la película erótica 50 sombras de Grey.

Las ostras, el chocolate, la canela e incluso la cebolla son ingredientes que encienden la llama generando tentadores efectos en las artes amatorias, son los alimentos denominados afrodisiacos. Aunque no existen pruebas científicamente demostrables de que ciertas comidas estimulen el deseo sexual, si existen alimentos que contienen nutrientes y propiedades vasodilatadoras capaces de activar la excitación sexual, eso sí, el ambiente en el que se consuman juega un papel muy importante.

Las grandes protagonistas de la comida afrodisiaca son las hierbas aromáticas. Agregar una pizca de azafrán, cardamomo o hierbabuena en el plato puede conseguir que todo se torne de color. La albahaca también es una potente especia para tener en cuenta, es el más antiguo de los estimulantes y cuenta con una gran tradición, además tiene un peculiar aroma que se activa al contacto con los dedos.

La canela es uno de los más populares estimulantes sexuales por su efecto vigorizante, sobre todo cuando se mezcla con arroz y leche. Al ser un ingrediente que facilita el flujo sanguíneo en la región central del cuerpo hace que se mejore la irrigación de los genitales, tanto en el hombre como en la mujer.

El chocolate es una de las grandes tentaciones, ya lo decía la novelista neoyorquina Susan Isaacs “El chocolate caliente llena necesidades profundas”. Esto es porque el cacao contiene elementos que resultan altamente estimulantes, como teobromina y feneletiamina. Sus efectos se producen, sobre todo, en lo relacionado con las facultades mentales, ya que ayuda a combatir la fatiga y tonifica el sistema nervioso. Si además se prepara una receta con frutos secos puede convertirse en una mezcla explosiva, como la cazuela de chocolate y castañas.

No hay nada mejor que las ostras para aumentar el deseo sexual de un hombre, ya que tienen un alto contenido de minerales que ayudan a un mejor rendimiento sexual. La clave está en que las ostras son el alimentos con más zinc de la naturaleza y este elemento ayuda a producir testosterona.

Por último destacamos la cebolla, porque quien bien te quiere te hace llorar. La cebolla además de conseguir sacar alguna lagrima también tiene propiedades ocultas, entre ellas la de funcionar como afrodisiaco, ya que ayuda a activar la circulación. La mejor forma de prepararla para que surja efecto es frita con una cucharada de miel.