Quedan apenas cuatro días. Y lo merecemos. Ya hemos capeado todo tipo de adversidades. Desde el 72 hemos tenido que sufrir en nuestras carnes que no es verdad eso de que “ a la tercera va la vencida”( y menos cuando se trata de ser sede de los juegos olímpicos), nuestros deportistas han tenido que dejar la vergüenza a un lado luciendo el chándal oficial en Londres 2012 e incluso, a base de persistencia e intensidad, hemos conseguido que Messi apoye la candidatura Madrid 2020 y¿ por qué no decirlo?, nos morimos de ganas de ver a atletas, jurado, y público ponerse morados a base de jamón y paella.

Pero no somos los únicos: los mejores chefs del momento hablan para sabormadrid. Pepe Rodriguez, Paco Roncero, Mario Sandoval, David Muñoz y Andrea Tumbarello nos dan su opinión desde la cocina.

Y es que desde el punto de vista gastronómico, la capital tiene una gran oferta con más de 53.000 restaurantes con la que  “garantizamos la calidad de la experiencia de comer” según ha defendido Joaquín Castillo, director general de Turismo de la Comunidad de Madrid.

Pepe Rodriguez, Premio Nacional de Gastronomía 2010 y uno de los afamados miembros del jurado de Masterchef,   defiende que Madrid2020  “En estos momentos podría ser un empujón a todos los niveles, pensemos que estas cosas nos traen buenas vibraciones y nos pude sacar de ese pesimismo que se ha instalado en la sociedad”.  Para el galardonado con la famosa Estrella Michelin, todas las ciudades tienen cosas buenas, pero Madrid “es una ciudad abierta y sicológicamente necesita ese empujón para sentirse importante”.

En cuanto a sus preferencias culinarias no descarta otros tipos de comida pero “así como no me gustan los restaurantes vascos en Nueva York, tampoco me emocionan los indues en Madrid, dicho esto.  Tortilla de patata en Madrid y sushi en Tokio”. Para él, la medalla de oro de la gastronomía española se la llevan “los grandes cocineros que juntó con los grandes productores han hecho que este País suene por su cocina y no sólo por su sol”, y en caso de que todo esto convenza al COI, lo celebraría con “un buen vino. Llámese champán, ribera, o vino fino”.

Paco Roncero, el premio Nacional de Gastronomía 2006, defiende que “ya tenemos infraestructuras realizadas” y además “Madrid lo tiene todo: ocio,  cultura, gastronomía… para España sería fácil”. Porque la ciudad de San Isidro es especial “lo primero por su gente” y también porque es “una maravillosa ciudad, es impresionante” tanto que incluso “cuando viajas fuera, las demás  parecen tristes”. Aún así, el chef de Millesimé  no cierra puertas a otros tipos de gastronomía: “Me gustan sushi y kebab” dice,  pero aún así, es imposible evitar su cultura culinaria, “pero nunca diría que no a una tortilla de patata”.

Para Roncero una la medalla de oro de la gastronomía española representa “el triunfo de la labor de toda una profesión” y galardonaría con ella el “talento y la materia prima”. Fiel a su carácter, reconoce que en caso de brindar porque Buenos Aires fije su vista en nosotros lo haría con “Champán, aunque nos riñan”

Mario Sandoval, el maestro de la alta gastronomía española, incide en que “es una ciudad preparada. Los madrileños has estado invirtiendo desde hace tiempo. Tenemos de ejemplo la Caja Mágica, el Palacio de los deportes etc.”. Y si tiene que destacar algo de la ciudad le tocamos la fibra sensible, porque sin duda “la gastronomía y los servicios de hotelería y hostería son muy buenos.

Estamos a la cabeza mundial y nos avalan los 55 millones de turistas que los han probado y los respaldan”.  Si hay que elegir, no permite que se le pregunte dos veces “tortilla de patatas sin duda”. Para el Estrella Michelin, que además prosigue con el  proyecto de restaurantes contra el hambre, el oro sería para algo tan grande como “el Celler Can Roca”. En el momento de celebrar “que lo haremos el sábado seguro” lo hará en concreto con “un vino extraordinario como el Licinia de Morata de Tajuña”.

Para Andrea Tumbarello seremos la sede para los juegos Olímpicos de 2020 porque “reunimos unos cuantos requisitos. Porque  además lo ha luchado durante mucho tiempo, y porque Madrid ofrece diversidad: reúne a todo el mundo en la misma ciudad”. Tumbarello recalca  también “la alegría, organización y ganas de hacerlo bien” que nos distinguen del resto de los candidatos. Y sin caer en tópicos, aclara que respecto al Sushi, el Kebab, o la Tortilla de patata “En cuanto a país para ganar España, en cuanto a comida, cualquiera que esté buena.

Lo importante, siempre lo digo, es el producto”. Su medalla de oro, un tanto peculiar, necesita de varios ganadores “todo el mundo diría el jamón, pero España ofrece mucho más: buena carne, buen marisco, productos como la cecina de León… Por eso es difícil exportar su gastronomía, porque es muy radical y muy completa”.  En cuanto a la hora del brindis, el siciliano adoptado en Madrid, también tiene su particular punto de vista “Es difícil brindar solo con uno, casi imposible. Seguro empezaría con un Vega Sicilia del 89, pero no se pueden dejar otros atrás como el Marqués de Griñon, el Marqués de Riscal… podríamos brindar todos los días con uno hasta 2020”.

David Muñoz, el chef revelación del momento, es de los que piensa que Madrid 2020 es algo que “Nos deben, hemos cumplido requisitos, y es una ciudad potente”. Además el propietario de DiverXO destaca que la capital esta “apasionada con deportes y grandes eventos. Va a haber pasión”. Desde luego, eso es algo que podemos dar a los Juegos Olímpicos, que llevan ya varias olimpiadas “cansados de gradas vacías, sin público”.

Destaca “la gente, la cultura, el clima, estilo de vida, gastronomía” de Madrid que marca una diferencia con respecto a las demás ciudades.  Además, no se queda ni con el Sushi, el Kebab, o la tortilla de patatas, porque “Madrid es el centro multicultural de Europa” y por lo tanto, aquí se puede comer de todo y encima, bien.  Para él las cosas son sencillas, la medalla de oro se la daría al “lleno del restaurante”, y para celebrar un posible triunfo este fin de semana en Puerto Madero, brindaría con “una cerveza Mahou, que para algo es la cerveza de Madrid”.

En fin, por si esto no fuese suficiente, ayer la comitiva de Madrid 2020, encabezada por  la alcaldesa de Madrid, Ana Botella y el príncipe Felipe, viajaba con diez jamones ibéricos proporcionados por la DO Dehesa de Extremadura, de entre 7 y 8 kilos cada uno ¿Quién podría decir que no a eso?