Tomate, lechuga, aceitunas, un poquito de atún, aderezamos y ya tenemos la misma ensalada de siempre. Con estas temperaturas que están azotando, las ensaladas se convierten en una opción fresca y ligera, un plato perfecto para sobrellevar mejor la pesadez que deja el calor. Sin embargo nos cuesta mucho salir de la ensalada más clásica y poner nuestra mente a volar para preparar un manjar digno de los paladares más gourmets.

Podemos hacer grandes combinaciones para crear ensaladas sabrosas y diferentes, el caso es que son las reinas del verano y tenemos que hacerlas un homenaje. Cuántas veces hemos escuchado eso de: “No, a mi ensalada no, que no me gusta el verde, se lo dejo para las vacas”. Y es que hay muchos que solo con oír “comida sana” se echan para atrás.

Ahora no van a tener ninguna excusa para no probar alguna de estas recetas, seguro que acaban rebañando la bandeja. Pasta, arroz, frutas y una infinidad de ingredientes son los que pueden configurar el bocado estrella de tus comidas veraniegas. Además se convertirán en el aliado perfecto para la Operación Bikini y para la salud.

Una de nuestras favoritas es la famosa ensalada de pasta, pero en una versión muy personal y llena de nutrientes. Pasta, palitos de cangrejo, tomate, atún y mahonesa casera. Seguros que todos caen rendidos ante la explosión de sabor de esta deliciosa receta.  Es importante no saturar el plato con mahonesa, simplemente mancharlo. También se puede aderezar con aceite y vinagre balsámico, es una buena opción para los que siguen con la Operación Bikini.

Coge la maleta y disfruta del sabor de Grecia sin moverte de Madrid con la ensalada griega. Es rápida y está llena de ingredientes beneficiosos para la salud. Tan solo tienes que coger pepino, pimiento verde, tomates, cebolla en rodajas, aceitunas negras, queso feta y pimienta negra para disfrutar de todo el sabor griego en un abrir y cerrar de ojos.  La pimienta negra puede actuar como un perfecto quema grasas.

Otra de las imprescindibles es la ensalada de gulas. Las gulas son un alimento muy nutritivo que al igual que los palitos de cangrejo o surimi, contienen un bajo nivel de calorías y un alto porcentaje de proteínas, por lo  que estaremos más tiempo con sensación de saciedad. Por tanto combinar en una misma fuente estos dos ingredientes junto a un poco de tomate, lechuga, picatostes y aderezo de vinagre de módena, se puede convertir en uno de esos platos de los que puedes comer con toda la “gula” que quieras. Su sabor es solo apto para sibaritas.

Para terminar no puede faltar en esta selección la ensalada de frutas, este tipo de preparaciones son perfectas para meterlas en un tupper y llevarlas al trabajo para media mañana. Trocea un Kiwi, fresas, un plátano y cómo no, sandía y melón que poseen múltiples funciones favorables para el organismo. Está puede ser una mezcla muy completa para superar las jornadas intensivas de calor.