Ya ha llegado el momento de sacar el bikini del armario para darse los primeros baños y lucir “tipin”. Con estas temperaturas la ropa se va recortando y todos los esfuerzos de la dieta empiezan a salir a luz. Pero hay muchos que han dejado la Operación Bikini para el último momento y ahora les entran las prisas por cuidar su línea. Algo complicado en esta época, cuando los excesos empiezan a aparecer.

Sentarse en una terraza a tomar un  buen refrigerio, cócteles con amigos al rededor de una piscina, barbacoas y un sinfín de tentaciones que no nos permiten que llevemos una dieta estricta. Sin embargo algunos de estos pecados capitales se pueden convertir en complementos perfectos para el régimen si sabe como consumirlos.

Un jardín, la luz de las velas, una mesa rodeada de gente, buenas conversaciones, noche de estrellas y un buen cóctel entre las manos. Solo de imaginarnos ese plan se nos hace “la boca agua”. Aunque si pensamos en todas las calorías que contiene uno de esos elixires el plan se puede convertir en una auténtica pesadilla.

Por eso os queremos proponer una forma saludable de preparar este tipo de bebidas, con las que conseguirás incluso bajar de peso. Solo hay que saber escoger los ingredientes adecuados para que tus zumos se conviertan en una pócima secreta contra el temido flotador.

Una de las combinaciones perfectas para este verano es el zumo de limón con menta. Añadiendo unos trocitos de menta al zumo de limón se conseguirá una explosión de sabor que no tendrá nada que envidiar a los preparados en algún gastrobar. La clave está en servirlo muy frío. Una de mis opciones favoritas es picar hielo y convertirlo en un granizado. Este cítrico ayuda contra la retención de líquidos, y el toque de menta permitirá que se realice mejor la digestión y por tanto se produzca un efecto quema grasas.

Otra opción menos fresca pero más dulce que la anterior es el cóctel de naranja y kiwi. Es tan sencillo como licuar bien las dos frutas y colarlo para que se pueda beber sin problemas. Se puede aliñar con un poco de ron, a pesar de que el alcohol no es recomendable en ninguna dieta, pero le dará un sabor inigualable. Esta mezcla ayuda a limpiar las toxinas del organismo y a depurar el intestino.

Si no sois grandes amantes del kiwi, podéis combinar el zumo de naranja con piña. Esta fruta posee grandes beneficios para la salud, entre ellas destaca su función diurética. Aporta al cuerpo una clase de enzimas que ayudan a activar el metabolismo y a eliminar la grasa. Además tiene una función antiinflamatoria.

Por último hacemos referencia al coctel de melón, ya que éste es una de las frutas más recomendadas de verano para conseguir adelgazar y mantener la línea. Además de su bajo contenido en calorías, es perfecto para eliminar toxinas.