Aunque estos días el buen tiempo nos haya abandonado, pronto estará de vuelta y entonces será el momento de sacar el bikini o bañador del armario y lucir “tipin” ante todos los vecinos en la piscina. Ya es hora de mostrar los esfuerzos que se han realizado durante el año con la dieta, ¿o has dejado la dieta para el último momento?

Si también eres de los que dejan la Operación Bikini para última hora, no hay de qué preocuparse, ya que con la tregua que nos están dando las lluvias aún hay tiempo para ponerse a tono e intentar mantener la línea. Así cuando llegue el momento de la verdad todos podréis lucir los trajes de baño como Dios manda.

No hace falta dejar de comer para conseguir tener un cuerpo perfecto. Aunque nos entren las prisas por adelgazar, el no comer, nunca es una opción. Lo importante es tener en cuenta algunos consejos y trucos que podemos utilizar para llegar al objetivo deseado. Y es que, aunque parezca increíble, hay algunos alimentos mágicos, que no solo no engordan, sino que ayudan a perder peso.

Así es, estamos hablando de los famosos quema-grasas naturales. Esos de los que todo el mundo ha oído hablar, pero que pocos saben cuáles son. Por eso desde Sabormadrid.es queremos compartir algunos de estos bocados que poseen propiedades perfectas para olvidarnos del odiado flotador que tanto molesta.

QUINOA

En primer lugar vamos a hacernos eco de la quinoa, que es uno de los granos más naturales y nutritivos que nos ha regalado la madre naturaleza. Su alto contenido en proteínas y fibra hace que el cuerpo facilite la pérdida de peso, además las grasas que tiene son insaturadas. Es una buena opción si queremos sustituir el arroz.

CANELA

Estamos de suerte ya que en contra de lo que muchos piensan, la canela también puede ayudarnos en la misión de adelgazar. Además de resultar perfecta como estimulante sexual, es una gran aliada para la dieta ya que es capaz de acelerar el metabolismo y reducir los niveles de azúcar en la sangre.

PIMIENTOS

Para los que son más picantes que dulces existe una buena opción  para que ellos aceleren el metabolismo, se trata de los pimientos calientes. Estos poseen una sustancia llamada capsaicina que tiene la función de librarse del estrés del cuerpo produciendo así la quema de calorías.

SANDÍA

No nos podemos olvidar de la fruta más querida del verano, la sandía. Gracias a su alto porcentaje de líquido nos mantiene durante más tiempo con sensación de saciedad, evitando que consumamos otro tipo de bocados. Lo mejor es que tiene muy pocas calorías, por lo que podemos comer toda la que queramos.

HUEVOS

Por último vamos a hacer referencia a un consejo del que ya hablamos cuando mencionamos los errores del desayuno. Y es que a pesar de la creencia generalizada de que el desayuno americano engorda, es todo lo contrario. Consumir dos huevos a primera hora de la mañana puede ser la mejor opción para el régimen. Además de aumentar la energía gracias a su alto porcentaje en proteínas, está demostrado que nos mantiene más tiempo con sensación de saciedad por lo que aguantamos mejor hasta la hora del brunch.