La prenvencion del cancer de mama no es muy complicada, tan solo realizar una vida saludableEvitar el alcohol y los hábitos de vida tóxicos ya que debilitan nuestro organismo.

Aumentar la proporción de alimentos antioxidantes. Las frutas son algunos de los alimentos más antioxidantes. Podemos destacar las granadas, arándanos, Açai, mangostán, frambuesas, moras, bayas Goji, albaricoques, papaya, etc.Entre las verduras tenemos la calabaza (zapallo), brécol o brócoli, col, ajo, chiles, etc.

Los frutos secos y las semillas también nos aportarán gran cantidad de nutrientes antioxidantes (como la vitamina E): almendras, nueces, semillas de girasol, etc.). Aumentar los alimentos frescos y reducir los fritos y todos aquellos alimentos refinados e industriales.

Evitar los alimentos estrogénicos: reducir al máximo los productos lácteos ya que son un auténtico cóctel de hormonas y ante esta enfermedad, según la medicina natural, lo último que necesitamos es que un alimento nos desequilibre más.

Aumentar la cantidad de fibra: aunque los estrógenos son imprescindibles es muy importante que cuando han terminado su viada útil los podamos eliminar adecuadamente ya que sino pueden tender a depositarse en los receptores de estrógenos (mamas en la mujer y próstata en los hombres)

Las verduras, legumbres y cereales integrales no deben faltar, pues, en esta dieta. Las semillas de lino también parecen ser buenas “eliminadoras” de esos estrógenos que ya no son útiles.

Reducir la grasa al máximo y cuidar su calidad: la grasa, especialmente la animal, favorece la producción de estrógenos y además tiende a acumular muchas toxinas.