Se trata de una apuesta ideada para sorprender al público que no se deja amedrentar por el sabor del picante. Angriest Whopper es una hamburguesa que combina crujientes tiras de cebolla picante rebozada, salsa picante, queso fundido, lechuga iceberg, tomates maduros y jalapeños para coronar carne 100% vacuno a la parrilla. Todo ello enmarcado y sostenido por dos bollos de pan de un ardiente color rojo.

Para dar a conocer este producto al mundo, Burger King ha invitado al especialista en volcanes y creador del programa “Angry Planet”, George Kourounis, a dirigir una expedición con cuatro de los mayores fans de la marca y del picante del mundo, entre los cuales se encontraba una española. Una aventura en la que se les ha dado a todos la oportunidad de imprimir el sabor de la parrilla, seña de identidad de la compañía, en filetes 100% de vacuno con el fuego más furioso de todos: el que sale de las profundidades del Volcán Pacaya, situado en Guatemala y conocido por ser uno de los accidentes geográficos más activos y “enfadados” de los últimos tiempos. Por este motivo precisamente la hamburguesa Whopper es más Angriest que nunca.

No es la primera vez que Burger King crea hamburguesas de colores, la  tendencia nació en Japón con el lanzamiento de la primera hamburguesa negra, Premium Kuro, a la que siguió en verano de 2015 la Samauri Burger, una receta caracterizada por el color rojo del pan. En occidente, no fue hasta el pasado septiembre cuando los restaurantes Burger King implementaron una hamburguesa negra que conseguía el negro del pan gracias a un horneado de la masa basado en la salsa barbacoa. El producto se comercializó durante la celebración de Halloween y fue bautizado con el nombre de Halloween Whopper.

La Angriest Whopper estará disponible hasta el 9 de mayo en todos los restaurantes de España por 5´30€ euros.