Corriendo de aquí para allá, un ritmo frenético, atascos y jornadas interminables. Muchas veces no tenemos tiempo ni para pararnos a comer, pero siempre tendremos un salvavidas en nuestra gastronomía. Hablamos de la famosa cadena de “fast food” McDonald’s, ese restaurante que se ha convertido en un gran aliado cuando el tiempo apremia.

Es imposible que alguien no conozca el nombre de esta famosa cadena hostelera. El gran amigo de los padres con el Happy Meal que entretiene a cualquier niño, el lugar perfecto para celebraciones de cumpleaños, el restaurante por excelencia cuando el bolsillo aprieta y el mejor remedio tras una noche de fiesta para los jóvenes.

Lo hemos adaptado a nuestras vidas como un común del que pocos escapan. Parece que lleva toda la vida con nosotros, formando parte de nuestras historias. Sin embargo no es tanto el tiempo que lleva entre las calles de Madrid. Aunque parezca mentira el primer McDonald’s de la capital se inauguró el 9 de marzo del año 1981.

Entre el ajetreo y los transeúntes de la aclamada Gran Vía madrileña, se alzó este restaurante que se ha convertido en el líder mundial de las hamburguesas. Grandes asientos rojos giratorios, cómodos sofás y muchos aires de modernidad dejaron a los gatos madrileños realmente impresionados por aquel entonces.

La casa del famoso payaso Ronald se convertía en toda una novedad para los visitantes. Todos entraban con la misma idea: vivir una experiencia única, llena de sabor, donde lo importante era el consumidor. Ese era precisamente el mensaje que la compañía lanzaba en el primer anuncio que emitieron en España un año más tarde de su apertura en Gran Vía.

Desde entonces no ha dejado de crecer en nuestro país. En estos momento cuenta con más de 400 restaurante repartidos por toda España. Y se ha convertido en un importante agente socioeconómico, generando alrededor de 21.000 puestos de trabajo directos.

A pesar de las múltiples críticas que ha recibido y de las muchas dudas que se han cernido sobre la calidad de sus alimentos, podemos decir que McDonaLd’s se ha configurado como uno de los restaurantes más concurridos de Madrid, ¿no os apetece una hamburguesa? Pues acercaos a Gran Vía y aprovechar para ver la placa de inauguración que aún sigue adornando su fachada.