El café, ese gran aliado para combatir el sueño por las mañanas y conseguir mantener los ojos bien abiertos durante toda la jornada. Dos, tres, e incluso cuatro tazas pueden caer en un día sin entretenernos en los misterios que encierra. Y es que este producto que tan familiar es para algunos guarda ciertas curiosidades y secretos que no nos detenemos a descubrir.

Entras en una cafetería y el olor de café te atrapa en un irremediable deseo de consumirlo. Ese aroma tan agradable que recuerda el sabor agridulce de los amaneceres produce una sensación de bienestar y armonía. Sin embargo, muy pocos saben que esa esencia es falsa en muchos establecimientos, franquicias como Starbucks o Dunkin Donuts a veces utilizan técnicas de “aromatología” para simular la fragancia del café y atraer consumidores.

El mito de que el café es perjudicial para la salud es algo extendido a lo largo del tiempo. Está claro que todo en exceso es perjudicial, en cambio es curioso saber que los dos gatos más longevos del mundo bebían café todas las mañanas. Jake Perry, la dueña del felino que entró en el Guiness de los récords por ser el más anciano del mundo, aseguró que le daba esta bebida cada día, además de beicon, huevos y brócoli. El anterior ganador del récord pertenecía a la misma mujer y llevaba la misma dieta.

Starbucks, es una de las franquicias más famosas en el sector hostelero. Todos han entrado alguna vez en alguno de sus establecimientos en busca de un buen sorbo. Pero pocos saben que recibe su nombre de la famosa película Moby Dick. Starbucks era el fiel compañero de Ahab y primer oficial del barco. También se recurre al tema náutico con el logo de la sirena.

Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Tampere y del Instituto Nacional para la Salud y el Bienestar de Finlandia, asegura que la cafeína es una gran aliada para combatir la resaca. Además se ha descubierto que puede prevenir la cirrosis, una enfermedad relacionada con la ingesta de alcohol.

Por último, destacar que una buena taza de café puede hacer que guardemos en la memoria cada detalle de nuestra vida, algo que cuando se llega a cierta edad se convierte en un imprescindible. De acuerdo con un estudio del Instituto de Información Científica sobre el Café, éste posee un efecto protector contra la destrucción de células cerebrales, por tanto reduce el riesgo de desarrollar Alzheimer y mejora la memoria.