Una vegetariana convencida que abre una carnicería. Además, muy segura de sus valores e ideas, intenta “sensibilizar a la gente sobre la producción masiva de carne y su consumo inconsciente” ¿cómo lo hace? Preparando personalmente todas las “carnes” (incluida la casquería) y vendiéndolas al público.

Hasta aquí, la creadora Silvia Wald podría parecer un poco excéntrica, pero si encima se añade que aconseja a todos sus clientes las salchichas como adorno de pelo, el salami a modo de insignias, dormir sobre chuletas, mortadelas y, especialmente, sentarse sobre jamón serrano, la historia podría ir a parar mucho más lejos, quizás hasta el sofá de un psicoterapeuta (pensaréis muchos).

Pero nada más lejos de la realidad. En este caso, y sin que sirva de precedente, no es lo que parece.

La creadora de “Aufschnitt”, la tienda de cojines, almohadas y adornos en Berlín, ha encontrado en su “adversario” un gran aliado de los negocios. Desde 2008 ha diseñado y vendido más 40 tipos distintos de piezas que, hasta el momento, han tenido éxito casi a nivel internacional.

Una forma creativa y singular de lanzar su reflexión al mundo sobre “una vida y alimentación saludable”.

 
Fotografías: Robert Schlesinger, 2013