No hay nada que apetezca más en verano que comerse un buen helado… pero no hace falta lamentarse o ‘arrepentirse’ cada vez que se hace, porque el placer no está reñido con lo sano en La Huerta de Almería.  Aprovechando las altas temperaturas, han ampliado su carta con una nueva sección, también elaborada con productos frescos y al momento. Se trata de los ‘Vasilados’, hechos con ingredientes naturales, con frutas de la propia tienda sin ningún tipo de aditivo ni conservante y varias bases a elegir que se hielan con nitrógeno líquido a -200º en un minuto delante del cliente. ¡Todo un espectáculo!

Se puede escoger entre leche de vaca, de soja, de avena, yogur griego o zumo de naranja para la base; sabores como chocolate blanco o negro, mojito, cacahuete, té matcha o diferentes frutas como piña, mango, fresa o plátano… Después se eligen los toppings: de fruta, crujientes (frutos secos o galletas) y deliciosas salsas para coronar. El resultado es un helado cremoso y lleno de matices que enganchan e invitan a probar una combinación diferente cada vez… hasta que encontremos nuestro favorito.

Pero el compromiso de este local va más allá de la elección de los sabores y por eso hay posibilidad de adaptar el helado a cualquier alérgeno o requerimiento: sin lactosa, sin azúcar, sin gluten, para veganos o con ingredientes ecológicos. Los Vasilados, que como su propio nombre indica, se sirven en vasos con un sabor + 3 toppings y se presentan en dos tamaños: el individual de 400 ml y el de 200 ml (estos solo para pedir dos o más unidades y pudiendo cambiar los ingredientes). El precio varía en función de los helados que se pidan, aunque no se hacen menos de 400 ml por lo complejo de la elaboración. Así, pidiendo 3 pequeños, el precio es de 2’50 € cada uno; pidiendo dos, a 2’75 €; mientras que el grande cuesta 4’90 €.

La Huerta de Almería
(Corredera Baja de San Pablo, 47. Madrid.
Tel. 91 279 92 54.
www.huertadealmeria.com).