El verano y las dietas milagro prácticamente van de la mano. Se acercan los meses estivales y para muchos la llamada “operación bikini” se ha convertido en todo un rito. Pero a una decisión tan aparentemente inocente como querer perder esos kilitos de más, van asociados otros distintos problemas relacionados con nuestra nutrición y nuestros hábitos alimenticios.

La obesidad, la permanexia o los inconvenientes derivados de las dietas milagro son algunos de los problemas que sufrimos a diario. Para hablar sobre ello y aclarar la situación actual hemos  tenido la oportunidad de entrevistarnos con Antonio Villarino Presidente SEDCA (Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación ).

Cada día estamos más concienciados sobre la alimentación y sin embargo parece que comemos peor ¿estamos dejando atrás la dieta mediterránea?

Sin duda las corrientes que nos vienen desde el otro lado del Atlántico en forma de fast-Food se van imponiendo por ser muy sabrosas, fáciles de comer y no muy caras por lo que le están venciendo a la dieta mediterránea creando un auténtico problema.

Coincidiendo con ese tipo de conducta alimentaria también está aumentando la obesidad de la población española ¿qué explicación le podemos dar? 

A este tipo de alimentación incorrecta, a la falta de ejercicio físico…en conjunto al ambiente “obesogenico” que se presenta en la Sociedad. Es muy fácil obtener alimentos muy ricos y en grandes cantidades y ayudan a que se acumulé grasa en nuestro organismo.

Sin embargo, contratando con esto se dice que hemos pasado de estar a dieta de vez en cuando a estar en una dieta continua, ¿se confunde delgadez con vida sana? 

Evidentemente hay personas que están en dieta continúa. Recordemos el viejo dicho ” la española es una mujer que se pasa toda la vida haciendo dieta…..” y hasta el punto de quehay una figura de trastorno del comportamiento alimentario que es la permarexiaen el que hay mujeres que están haciendo constantemente dietas milagro, eso si nunca la misma. No se puede decir que la delgadez, sobre todo la que es algo extrema, indique salud, pero las personas algo delgadas o en normal peso tienen mejor status que las que poseen sobrepeso u obesidad

Tanto la obesidad como la permarexia, ¿Cómo se debe combatir?

Hay que convencer a la población de que una alimentación equilibrada, acompañada de buenos hábitos de ejercicio durante toda la vida es lo mejor para mantenernos sanos. En conjunto lo que se conoce como ” vida sana”….

En este sentido y en plena “operación bikini”  ¿Cómo diría usted que debe ser una dieta sana de adelgazamiento?

Debe ser equilibrada además de hipo calórica, y no se deben perder más de 4 Kilos al mes pues de otra  manera pueden aparecer déficits nutricionales, que es el caso de las muy hipo calóricas, que se convierten en desequilibradas. Deben ir acompañadas desde el principio de ejercicio, que irá aumentando de una forma paulatina…
Además, se debe hacer un tipo de dieta que el individuo tolere, sin excesos de hambre y de esfuerzo que pueda llevarnos a hipoglucemias, etc y con el tiempo pautarle una dieta acorde a sus necesidades y con un régimen que le sea fácil de llevar…

¿Qué opina de los regímenes que prohíben alimentos? 

Nunca hay que ser negativo ni drástico. Todos los alimentos son válidos y se pueden ingerir. El problema son las cantidades que no deben ser grandes en ningún caso y de algún alimento muy calórico con gran cantidad de grasa menos.  Además, no se debe no tomar este tipo de alimentos muy a menudo. Si se busca el equilibrio se puede conseguir llevar una alimentación coherente y equilibrada.

¿Cuántas veces al día se recomienda comer y en qué cantidad?

Lo mejor son las cinco tomas, desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde y cena siendo la segunda y cuarta frugales para poder quitar la sensación de hambre y evitar que lleguemos a comida y cena con demasiada hambre. Hay que huir de la costumbre española de las tres comidas…

¿En qué medida el deporte es necesario para perder peso? ¿Es equiparable eso de hacer deporte y comer lo que nos plazca?

El ejercicio físico continuado, que puede ser en condiciones aceptables un deporté más enérgico sí es saludable, siempre vigilando el status de cada persona… Pero es inviable hacer deporte en exceso y comer luego mucho, sin ningún control. Es cierto que sí nos hemos “pasado” alguna vez se puede corregir incrementado una temporada la práctica deportiva, pero no es la mejor praxis.

En una dieta se habla mucho de la ingesta de las calorías ¿hasta qué punto es importante controlarlas tanto en una dieta como en nuestra alimentación diaria?

Es importante tener un cierto control…al menos en los grandes números de calorías, pero no ser un esclavo de cada una de ellas, porque además la absorción no se puede regular matemáticamente de todas y cada una de las calorías ingeridas.

Para concienciar a la gente, ¿podría explicar los principales peligros de las dietas milagro?

No tienen un fundamento científicamente correcto, ni unos resultados contrastados, además son dietas con efecto rebote( llamado efecto yo-yo) con lo que se puede recuperar más de lo perdido y además todas son desequilibradas, más o menos según los casos pero no hay equilibrio nutricional válido en ellas

Una de las dietas milagro más famosas es la Dunkan, ¿Qué piensa de ella? ¿Realmente es negativa para la salud?

Es una dieta hiperproteica que juega con varias fases de actuación pero al final puede ser como todas: cansina, repetitiva y aburrida. Además no crea unos hábitos alimentarios equilibrados para cuando se ha acabado de realizar.

Por último, ¿Qué consejo daría a aquellas personas que se plantean el perder esos kilos de más de cara al verano?

Que lo hagan con una dieta hipocalórica equilibrada está bien. Pero no solo para el verano, porque si después se baja la guardia y se recupera el peso, ya lo hemos comentado, hay peligro de entrar en una dieta yoyo…