Andrea Tumbarello llegó hace 7 años a España por culpa de cómo él mismo indica “por una rubia madrileña”, su actual mujer. Economista de profesión o por lo menos antes de abandonar Milán. Al instaurarse en Madrid decidió salvar un local dónde se servían menús. En sus comienzos en la hostelería servía menús del día a 8 Euros. Pero tras un altercado con un cliente por la calidad de la materia prima decidió darle más importancia a la calidad, lo cual de forma inevitable va ligada al precio. Su cocina no te dejará la cartera vacía y tu paladar se quedará satisfecho.

Para Andrea su cocina es sencilla, con un uso de excelentes materias primas. Su corta experiencia en la cocina, tan solo de 7 años,le ha hecho copiar la cocina que él más conoce, la de su madre. Nos confiesa que en su restaurante la lasaña de la mamá es la receta de su madre y que incluso cuando ella viaja a Madrid es quién la prepara en el Don Giovani. Y no es igual la que hace su madre que la realiza él, la de su madre es mejor porque hay algo que no sabe qué echa y le da ese toque.

Para él, cocinar es necesario para alimentarse y luego para disfrutarlo. Es por ello que para él una dieta saludable es algo imprescindible.
Su tipo de comida favorita es la buena, lo que él mismo distingue como la comida de mercado o de supermercado. Andrea nos dice que para él la mejor comida es la buena, la de mercado.

Todo lo que tiene en carta le gusta. No hay comida que el evite y en su restaurante  todo lo que sale de la ventanilla a la mesa son platos que antes le tienen que gustar a Andrea.

En casa no cocina tan solo cuando se lo piden sus hijos, de los que está muy orgulloso por haber conseguido que coman de todo. Muestra de ello son las fotos de los pequeños comiendo fruta y verdura a mordiscos que podemos ver en el restaurante privado de Andrea.

Para este cocinero italiano instaurado en Madrid una dieta saludable es muy importante y no solo lo intenta inculcar a sus hijos, si no también dando cursos a los más pequeños en escuelas dónde les explica la importancia de comer de todo y la posibilidad de que les sepa bien.Como curiosidad él nos cuenta que además de mostrarles las posibilidades que hay dentro de la cocina, que la verdura y la fruta no son enemigos, también les dicea los más pequeños que les pidan a sus padres que les cocinen como a ellos les cocinaron sus padres. Andrea Tumbarello es de la opinión que cocinar bien no es proporcional con pasar mucho tiempo frentea los fogones. Se tarda el mismo tiempo en hacer un buen plato de comida y comprar la materia prima en el mercado que comprar en el supermercado congelados y meterlos en la freidora.

También nos indica que fuera de su restaurante intenta no cocinar, y que procura ir con su mujer a restaurantes de amigos. Para él es muy importante el comer bien y cuenta con grandes amigos con lo que disfrutar de la cocina y sus secretos.

Su cocina es muy transparente y no tienen ningún truco que confesar a excepción del tomate el cual es una receta familiar y nos repite en varias ocasiones,en broma,que jamás la contará.

Ingredientes que no pueden faltar en su mesa son el trigo,la harina… es un amante de la trufa, por eso le llaman “Trufarello”. También le fascina la botarga- atún, las verduras,las hierbas y el huevo. Este último ingrediente es el producto que más cariño tiene y usa con muchísima frecuencia en la mayoría de sus platos.

La bebida que más le gusta es el champagne y agua. El vino tinto y el Gin Tónic también, este último le gusta mucho para después de comer y es tal el gusto que tienen 160 tipos de ginebras en Don Giovani.

Para él lo más importante cuando entra en otro restaurante es… la comida, el servicio y la atención. Le gusta ir a restaurantes dónde le conocen y le tratan como en casa. Y cuando sale a comer él intenta siempre ir a buenos sitios dónde no se arriesga a pedir nada de la carta tan solo pide que le den de comer, confía en la cocina que hay detrás de ese restaurante.

Suele comer en restaurantes,en mesa, no de tapeo ya que no suele salir mucho. Pero cuando sale quiere disfrutar de comer en mesa con mantel sobre todo porque a su mujer no le gusta tanto el tapeo. Aunque Andrea nos reconoce que el tapeo también le encanta, en kabuki con su amigo Ricardo siempre come en barra por ejemplo.Cuando él llego a España el tapeo fue una de las cosas que le sorprendió y gusto. Aprendió rápido que cuanto más palillos y servilletas hay en el suelo tirados mejores son las tapas. Le chocaba un poco que se tirara todo al suelo, pero ahora sabe el por qué y le encanta.

La comida rápida no le gusta por su preocupación por una alimentación saludable, si que nos cuenta que si lleva prisa suele comer un bocadillo de un buen jamón igual que si siempre viaja se suele echar a la maleta un sobre de este manjar para cualquier urgencia.

Un italiano que lleva 7 años en Madrid y nos ofrece la mejor comida italiana en la ciudad, reconoce que su cocina tiene mucha influencia de la española debido a que contamos en este país con grandes materias primas que le proporcionan grandes recursos. Son numerosos los premios y reconocimientos que ha tenido este cocinero en su corta trayectoria, como podemos ver en su restaurante ya que  los comparte con todos nosotros al exponerlos en su entrada.

Una curiosidad de su restaurante Don Giovani es la cercanía que transmite al tener colgadas infinidad de fotos de sí mismo y su familia, así como su propia reproducción en peluche y productos de la cocina mediterranea con su nombre.

Un secreto que confesamos en esta entrevista es el gran privado de Andrea Tumbarello, un lugar secreto que tan solo se accede con un código. Una puerta que pasa desapercibida cerca del retiro de Madrid. Muy parecido a los privados que podemos encontrar en la ciudad de Barcelona. Andrea tiene el suyo propio y os mostramos las fotos de su interior para despertar vuestra curiosidad.

 

Entrevista Andrea Tumbarello from Onda Mediaplan on Vimeo.