Cuando llega el calor a todos nos apetece salir a la calle para disfrutar del cielo de Madrid en todo su esplendor. Comer al aire libre es una de las actividades más apetecibles para esta época del año. Imaginaros sacar el mantel de cuadros y pasar una velada inolvidable con un picnic en un lugar emblemático de la ciudad, en el que la gastronomía esté dispuesta para los paladares más gourmets y que no sea un simple sandwich.

Eso es precisamente lo que ofrecen Daniel y Carlos, dos hermanos que han decidido innovar en tiempos de crisis y crear “Picnic in Madrid”. Se trata de ofrecer picnics completos en las zonas verdes más emblemáticas de nuestra ciudad. Lo que buscan es unirse a la moda “start up” y formar parte de la cultura madrileña. Porque tal y como nos comenta Carlos: “No se nos ocurre mejor forma de disfrutar un día en Madrid que con un picnic y esos fantásticos atardeceres”.

¿Qué es lo que os llevó a emprender vuestro propio negocio?
La idea surgió dándole vueltas en ratos libres, viendo las cosas buenas que tiene nuestra ciudad y nuestra cultura. Creemos que actualmente con una situación económica complicada puede ser también un buen momento para emprender y lanzar proyectos innovadores.

¿Cómo surgió la idea de crear una empresa de picnics?
Surgió mirando más allá de nuestras fronteras. La cultura de comer en la calle está más extendida en el extranjero que en España. Es algo que también se ve en los food-trucks, por ejemplo. Fuera de España el clima les ha enseñado a aprovechar al máximo sus zonas verdes, y en cuanto sale un día de sol, los parques se llenan.

Quizá aquí asociamos el picnic a un sándwich y una bolsa de patatas. ¡Y eso es lo que nosotros queremos cambiar! ¿Qué hay mejor que disfrutar de nuestra maravillosa gastronomía en plena naturaleza urbana y en un lugar emblemático de Madrid?

¿Por qué decidisteis asociaros?
El nacimiento de Picnic in Madrid fue un trabajo mío y de mi hermano Daniel, por lo que desde el principio teníamos claro que debíamos emprender la aventura juntos.

¿De dónde os viene el gen emprendedor?
Supongo que con este proyecto saciamos una inquietud que tanto Daniel como yo tenemos. Nuestra educación y experiencia profesional nos ha permitido desarrollar gran parte de la iniciativa de manera autónoma, tanto desde el punto de vista del plan de negocio como desde el diseño de productos e imagen de marca. Y claro no ha faltado la familia y los amigos que nos hay ayudado a salir de la cueva y proponernos nuevas ideas.

¿Cuándo abristeis la empresa? ¿Cómo se están desarrollando los primeros meses?
La empresa la abrimos a comienzos de 2015. Como sabes los primeros meses son los más difíciles. Después de desarrollar el plan de negocio, hay que poner todo en marcha. La acogida está siendo muy buena y sobre todo con la llegada del buen tiempo.

¿Qué miedos surgen a la hora de emprender?
El miedo está en que pasará con esa inversión que se hace. Y no solo hablo de la inversión económica, sino la emocional. Nosotros nos hemos dejado la piel para sacar adelante este proyecto y la verdad, con ayuda de la familia y de los amigos, a los que también hemos implicado emocionalmente.

¿Cuál es el secreto del éxito de un emprendedor?
No creo que haya un elemento concreto para el éxito de un emprendedor, y desde luego, nosotros aún no hemos alcanzado el éxito, así que esto tendríamos que verlo en unos años. En cualquier caso por muy buenas que sean tus ideas es fundamental asumir que un 90% de las veces la clave del éxito radica en estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, y eso es muy difícil de controlar. Por ahora confiamos en nuestro proyecto y que Picnic in Madrid crezca para poder dar trabajo a más personas.

¿Qué es lo mejor, y lo peor de ser tu propio jefe?
Para mí lo mejor es que tú mismo te marcas tus retos y tus objetivos y que puedes organizarte cómo quieres. Pero claro cuando eres tu propio jefe, la empresa va contigo a todos lados y muchas veces necesitas también tiempo para desconectar.

Con un buen equipo se pueden conseguir grandes cosas, ¿cómo es el equipo que forma éste sabroso negocio?
En este momento, Picnic in Madrid lo formamos mi hermano Daniel y yo, que nos encargamos de toda la parte de desarrollo y entrega de producto. Además, tenemos una persona que se encarga de la decoración y personalización de producto y otra dedicada más a los temas de comunicación y marketing de la empresa.

¿Qué habéis aprendido creando y desarrollando este establecimiento? ¿Qué consejos darías a los emprendedores?
En primer lugar, animaría a aquel que tiene una buena idea y la ilusión de lanzarse a esta aventura, que no decaiga en el empeño de intentarlo. Lo que hemos aprendido es que hay muchas personas alrededor dispuestas a echar una mano.
También nos hemos dado cuenta de que la comunicación es básica. Si tienes un buen proyecto, original e innovador, pero no lo cuentas, es como no tener nada. Estoy más acostumbrado a la parte económica de la empresa.

¿Qué tipo de dudas son las que más se repiten entre los emprendedores?
Sobre todo las dudas respecto a temas legales y burocráticos. Es cierto que la regulación existente es compleja y nuestro país no se caracteriza por la agilidad en determinados trámites burocráticos, pero hay que hacer un esfuerzo para poder dar cumplimiento a todos los requisitos legales.

Actualmente España vive una fuerte crisis económica, ¿cómo creéis que afecta esta situación al emprendimiento?
Pues como te comentaba antes, me parece que es un buen momento para emprender y sacar lo mejor de cada uno. No hay que ver la situación como todo malo.

¿Qué aceptación estáis teniendo entre el público?
Hemos superado nuestras expectativas. En principio, muy buena acogida aunque tenemos que ver el proyecto a largo plazo. Incluso hemos dado ya un picnic para 25 personas, algo que no teníamos en mente que ocurriera tan pronto.

Por ahora nos centramos en la experiencia del cliente. En los pedidos que estamos teniendo buscamos la máxima satisfacción, que cada usuario de Picnic In Madrid se sienta valorado y que su inversión se vea recompensada. El fin es proporcionarles una experiencia de mucha calidad, buscando retroalimentación en el boca a boca y también en las redes sociales.

¿Qué tipo de financiación pueden recibir los emprendedores?
Las instituciones públicas así como las obras sociales de los bancos están ayudando en temas de financiación. Sin embargo, en este terreno aún hay mucho por hacer.

¿En qué se diferencia este negocio del resto?
En España no existe tanta tradición de comer en la calle, las fórmulas de comida rápida son un producto relativamente reciente. Al español le gusta comer bien, somos más partidarios del slow food y eso no pasa por tomar un sándwich en un parque. Por esta razón, nuestra oferta está orientada a un producto nacional de calidad, porque hacer un picnic no tiene por qué ser sinónimo de comida sin alma.

Por último, vista la experiencia, ¿os atreverías con otro proyecto similar? ¿Cuáles son las perspectivas de futuro de la empresa?
No tenemos miedo a lanzarnos a nuevas aventuras empresariales, pero hay que ir paso a paso. A más largo plazo nos gustaría consolidar Picnic in Madrid como un referente en el turismo madrileño, contribuyendo a la imagen de marca de la ciudad de Madrid. Próximamente pensamos ampliar entregas al Templo de Debod y probablemente a Madrid Río. No se nos ocurre mejor forma de disfrutar un día en Madrid que con un picnic y esos fantásticos atardeceres.