Carlota González es la creadora y fundadora de Be Fast Pan & Pasteles, una empresa dedicada a la alta pastelería y el catering. Esta joven empresaria siempre había tenido en mente contar con su propio negocio, la idea de realizar las cosas a su manera y desarrollar sus propias iniciativas era algo que la cautivaba.

Con esta inquietud y con una gran pasión por el mundo de la gastronomía, Carlota montó su propia pastelería con servicio de catering, la cual cuenta con un obrador propio, con el objetivo de actualizar un mundo que según ella: “cada vez era de menor calidad”.

Gracias al esfuerzo, la constancia, y un gran equipo que la acompaña, ha conseguido la prosperidad de su negocio. Aunque el camino no ha sido fácil y en él haya tenido que tomar decisiones muy importantes para que su empresa no perdiera el rumbo, ahora puede decir que su sueño se ha hecho realidad.

¿Qué es lo que te llevó a emprender tu propio negocio?

Siempre he querido tener mi propia empresa, crear algo que fuera hecho por mí misma, a mi estilo. Y siempre he tenido esa inquietud hacia el mundo de los negocios.

¿Cómo surgió la idea de emprender en el terreno de la alta pastelería y el catering?

La cocina y el mundo gastronómico me han gustado y lo he seguido desde hace muchos años. Con el tiempo me di cuenta de que el mundo de la repostería cada vez era de menor calidad, excepto en aquellas pastelerías que crean los grandes maestros. Además pensé que en Madrid este sector tenía que actualizarse.

¿Hay capacidad de innovación en el sector de este tipo de productos?

Hay mucha, pero tienes que estar muy al día de todo lo que ocurre, de las tendencias, de los gustos del cliente… Creo que se puede innovar sin encarecer el producto ni perder en calidad.

¿De dónde viene la pasión por lo dulce?

En general me atrae el mundo de la gastronomía. El dulce es un sector menos desarrollado y muy estancado en muchas ciudades, aunque en los 3 o 4 últimos años ha cambiado un poco este concepto gracias al auge de la gastronomía.

¿Cuándo abriste Be Fast? ¿Cómo se están desarrollando los primeros meses?

Abrí la primera pastelería en Septiembre de 2009. Los primeros meses fueron muy duros pues el negocio tuvo gran éxito y debía adaptar todo rápidamente. Tomar decisiones en muy poco tiempo es algo muy complicado.

¿Cuál es el secreto del éxito de un emprendedor?

El éxito está en la pasión. Sin pasión no hay esfuerzo ni constancia y puedes caer ante las primeras dificultades.

¿Qué es lo mejor, y lo peor de ser tu propio jefe?

Lo mejor es la capacidad absoluta para crear, para hacer algo a tu manera, para ver crecer lo que has creado y su desarrollo.

Lo peor es el tiempo y dedicación que exige.

Con un buen equipo se pueden conseguir grandes cosas, ¿cómo es el equipo que forma Be Fast y que valor aportan al negocio?

Para mí el personal de mi equipo es lo más importante, aunque sea un tópico decirlo. Pero sin los jefes de área que tengo, sin el resto de empleados, sin la confianza que puedo depositar en ellos, y la seguridad de que los jefes saben formar y dirigir a cada equipo para que yo pueda dedicarme a tomar las decisiones que harán que la empresa pueda crecer, no conseguiría nada.

¿Qué has aprendido creando y desarrollando tu negocio?, ¿Qué consejos darías a los emprendedores?

He aprendido que debes ser constante y sobre todo muy responsable de cada decisión que tomas. De las decisiones depende que la empresa continúe y con ella todo el personal y cada una de sus familias.

¿Qué tipo de dudas son las que más se repiten entre los emprendedores?

En algunas decisiones que tienes que tomar surgen dudas que solo el emprendedor puede resolver. Las más difíciles son las que conllevan o implican la dirección que debe mantener la empresa, las que pueden desviarte de tu objetivo.

Siempre hay que tener muy claro el fin con el que has montado y funciona tu negocio, pues siempre hay un estudio inicial que indica cual debe ser. Puedes modificarlo según se desarrolle el negocio, pero teniendo cuidado de no desviarte demasiado porque corres el riesgo de que todo lo realizado hasta ese momento no sirva para otro objetivo. Un ejemplo sería tentarse por bajar la calidad del servicio para obtener mayores beneficios o ventas.

Actualmente España vive una fuerte crisis económica, ¿cómo crees que afecta esta situación al emprendimiento?

Afecta mucho, pero si estás en un nicho con gran demanda o la suficiente solo es cuestión de tiempo.

¿La gente está dispuesta a gastarse más dinero por un producto de alta calidad o es un concepto que aún no se entiende lo suficiente?

Si, la gente está dispuesta a gastarse más. Cuando los clientes compran nuestros productos de pastelería artesana, aún sabiendo que son más caros, también saben que son únicos, que es un gasto ocasional, y que se merecen un pequeño capricho de vez en cuando.

¿Qué tipo de financiación pueden recibir los emprendedores?

Ahora los préstamos son difíciles de conseguir porque ya no es solo una relación personal la que debes tener con el banco, sino que tienes que darles una gran seguridad de que tu negocio funciona. Eso también ha hecho depurar un poco el mundo de los negocios, solo se mantienen los que saben dirigir bien una empresa. No se trata solo de “montar un negocio”, sino que hay mucho más detrás.