Siempre para esta época, la pregunta es: ¿Cómo festejar el Día del Cocido? Y la mejor respuesta es la que proporciona CASA MARAVILLAS, taberna experta en platos madrileños con recetas antiguas de la abuela, pero sobre todo por ser especialistas en Cocido Madrileño.

Lo primero es hacer una reserva, el 27 de febrero que este año cae en martes, para todos lo que queramos para saborear este exquisito plato castizo. Es bueno hacerlo con tiempo, porque siempre la taberna está llena en esa fecha. El día señalado, tenemos que desayunar muy poco para poder hacer ‘hambre’ y prepararnos para el gran banquete. También, si podemos, es mejor llevar ropa holgada, así no nos molesta cuando vayamos degustando cada una de las partes de este famoso cocido.

Después, ya en el restaurante, hay que dejarse llevar por el ‘ritual’ e ir disfrutando, lentamente, vuelco a vuelco como lo sirve CASA MARAVILLAS:

Primer vuelco: sopa de cocido con sustancia y fideos finos, totalmente desgrasada. Se sirve con cuatro acompañamientos para que cada persona lo condimente a gusto: tomate triturado con comino, aceite de oliva virgen extra con Pimentón de la Vera, piparra ácida y garbanzos del mismo cocido.

Segundo vuelco: Garbanzos castellanos enteros, que al morder son tiernos y mantecosos, zanahoria, patata, puerro, nabo, repollo y calabaza, que le aporta un sabor único.

Tercer vuelco: Carnes jugosas y en su punto: vaca, magro de cerdo, chorizo, morcilla, gallina, tocino, manos de cerdo, cachucha (parte que va de la oreja al morro del animal), jamón y la famosa ‘pelota’.

Finalmente, este pantagruélico plato amerita una sobremesa larga para hablar de todo lo que nos gusta y para el que todavía le quede un ‘lugarcito’… pueda saborear una torrija o un tiramisú casero.

Eso sí… CASA MARAVILLAS nos aconseja que antes de ir a casa… dar un pequeño paseo para mejorar la digestión, pero, sobre todo, sentirse muy contento y satisfecho por saborear, una vez más… este incomparable plato.

PVP por persona: 25€